Y O G A

Yoga es una filosofía de vida que une mente, cuerpo y alma.

Es un camino infinito, y no por sus infinitas posturas, sino por su infinita enseñanza, para el resto de tu vida. Un camino hacia tu interior, tu esencia, y una transformación personal, en positivo, en todos los aspectos de tu vida.
Las tecnologías, el exceso de información, la globalización y todos nuestros privilegios nos hacen a la vez esclavos de un ritmo de vida frenético, dirigido por el vaivén de los inputs constantes que recibimos. Nuestras mentes están en plena acción, más que nunca. Este estilo de vida nos lleva a la necesidad de querer parar y encontrar momentos de escape en nuestra vida para sentir y escuchar nuestro ritmo natural.
Me gustaría que todxs viésemos el Yoga como una herramienta, como lo que es. Te ayuda a parar y respirar conscientemente un rato al día, a calmar la mente y sus pensamientos incesantes, a alejarte de redes sociales por un tiempo, a purificar y mantener tu cuerpo sano, entre otros muchos beneficios. Reducir el estrés, el insomnio y la ansiedad, vendrán solos.
Sea por el motivo que sea por el cual decidas probar una sesión de Yoga, hay detrás un cambio, consciente o inconsciente que quieres ver en ti.

‘El que mira hacia fuera sueña, el que mira hacia dentro, despierta’

OM
Shanti
Shanti
Shanti

ASHTANGA YOGA

El Ashtanga Yoga es mi práctica personal diaria. Vengo del linaje directo de Sharath Jois, formada por mi maestra y amiga Alexia Pita, Autorizada nivel 2 en Mysore, India. El Ashtanga es un estilo muy dinámico, de energía solar-yang, y aunque las clases son exigentes físicamente, es apto para todo el mundo independientemente de sus condiciones o edad, ya que cada alumnx trabaja y evoluciona a su propio ritmo y respetando su nivel. Consiste en una secuencia de posturas realizadas en un orden concreto.

Es una práctica profundamente depurativa, es una meditación en movimiento como decimos nosotrxs, que realizada con regularidad mantendrá nuestra mente y nuestro cuerpo sanos, tonificados y en calma.

YIN YOGA

Como bien dice el nombre… Es una práctica Yin, para cultivar nuestro hemisferio izquierdo, nuestra energía lunar y femenina (no importa del sexo que seas), navegar en nuestra oscuridad, y hacer las asanas (posturas) de forma pasiva. A diferencia del Ashtanga, una práctica súper dinámica, el Yin Yoga consiste en mantener las posturas entre 4 y 6 minutos. Ahí está nuestro reto, mental, la paciencia, el aprender a respirar tanto tiempo en una postura, a soltar, a no tener que estar todo el tiempo haciendo algo, sino permitiendo que el cuerpo se relaje y se abra… Es muy interesante para practicar en los días de luna nueva o llena, con una intención.

OTROS ESTILOS
DE YOGA

Tenemos la gran suerte de que hay distintos estilos de práctica de Yoga, así que, prueba hasta encontrar el tuyo, con el que conectes en ese momento de tu vida, después puede cambiar. Lo importante es que te guste, que tengas ganas de hacerlo, porque los día de pereza ya vendrán solos,  por eso debes establecer unas bases firmes de práctica.

Podemos curarnos de lesiones, trabajar físicamente algo que nos interese, es decir, las prácticas se pueden dirigir hacia donde tú necesites y desees.